lunes, 23 de marzo de 2009

¿Qué decir?

El silencio normalmente es sintomático... ¿qué decir si no me alimento para dar?
No voy a disimular... hay días en que sobrevivo sin buscar comunión con Dios... pero los estragos de días como estos, son terribles, duran mucho más que el día transcurrido sin tener en en cuenta a Dios... ¿y porqué no le tengo en cuenta? ¿Es simplemente desgana?, supongo que es más bien el misterioso mecanismo que hace que simplemente me deje llevar por los acontecimientos del día a día, dejando que la vida vaya pasando... no sé aún cómo llamarlo, pero reconozco que muchas veces me puede...
Pero estoy tratando de volver al ritmo de Dios, no del mundo... y espero poder compartir algo pronto de lo que Él ponga en mi camino...
Dadme sólo un poco más de tiempo...

febe*

6 comentarios:

Regino Mosquera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Regino Mosquera dijo...

Hola!!!
Me alegra saber de ti!!!
Lo que comentas es más común de lo que parece, lo que no se ve mucho es reconocerlo y rectificarlo a tiempo.
Ese "Mecanismo" yo lo llamo inercia, que lleva a los cuerpos a mantener su reposo o movimiento.
Saludos Chiquita!
Dios te siga Bendiciendo.

Brisa Nocturna. dijo...

Todos pasamos por eso, de una manera o de otra.
Por aqui te leo, sin apuros.
:)

Gusmar Sosa dijo...

Seguro, esperando...Saludos.

Diana Lorena Rojas Montoya dijo...

así es!, esto es común pero no normal...
seguimos con paciencia esperando y... la quietud llega a desesperar y tener conciencia de q no esta bien estar quietos es un buen síntoma, ya encontraras fuerzas para re-tomar el movimiento...
...Jehová MULTIPLICA las fuerzas del q NO tiene"
saludos!

Jaaziel dijo...

Aquí...
"Mi corazón ha dicho de ti, buscar mi rostro, tu rostro buscaré Señor"...
Un saludo hermana