lunes, 14 de julio de 2008

Perdón Señor


Perdón por mirar a los cristianos en vez de a Cristo.


A veces, las situaciones de nuestro alrededor nos hacen reaccionar para superarnos a nosotros mismos, a veces esas situaciones consiguen que luchemos y sigamos adelante con mas fuerza.

Otras veces, esas circunstancias, consiguen tirar de nosotros hacia abajo, nos atrapatan de los pies y nos estiran con fuerza, hacen que bajemos la mirada y dejamos de ver al Creador para ver las criaturas. ¿y qué son las criaturas? No son más que hombres, con sus imperfecciones y debilidades, con sus vicios y defectos... polvo, ceniza.


Estas últimas semanas estan siendo muy desanimantes porque aquellos que debieran ser de estimulo, aquellos que se supone debieran ser quienes nos ayudaran a ir hacia adelante, nos empujan hacia atrás.


En medio de la decepción sólo puedo decir: Señor, perdóname, porque hubo un punto, no se bien dónde, cuando dejé de mirarte a ti, para mirar a los hombres. Levanta mi vista, Señor, que mis ojos te vean, que tu poder me levante, que tu fuerza me empuje a seguir adelante.

4 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Creo que es una lección que todos tenemos que aprender y nunca olvidar. Me uno a tu oración y añado que no seamos de los que desaniman a otros...

Brisa Nocturna. dijo...

Hola.Muchas gracias por tu visita a mi blog.Me gusto mucho tu post,tienes razon,tantas veces sin darnos cuenta dejamos de mirarle a El.

Muchos saludos.

Gusmar Sosa dijo...

Oh si!!! he tenido que pedir perdòn por esto miles de veces... Pero igual al pedir perdón miles de veces e agradecido a Èl porque siempre ha estado. Saludos desde Venezuela.

febe* dijo...

Es difícil apartar la mirada, sobretodo cuando hay cosas que nos hacen enfadar... pero el Señor quiere que pongamos los ojos en las cosas de arriba, y no en las de la tierra... ¿crees que algún día lograremos mirar primero a Dios y luego a los hombres? Si ha habido esperanza en otras cosas... ¡la habrá con ésto!

Un besito, reichi!