lunes, 13 de octubre de 2008

Decir las cosas por su nombre

Jesús dijo: 'Y conoceréis la verdad, y la verdad os libertará' (jn 8:32)

Sé que puede parecer sacado de contexto, pero, por favor, permitidme que lo haga por un momento.

Jesús está hablando de la Palabra de Dios, fuente de la verdad, que nos hace libres. En Su Palabra vemos que Dios no se anda con eufemismos, sino que usa las palabras adecuadas y justas para designar las cosas. Es por eso que para estudiar la Biblia buscamos las palabras originales para conocer el significado concreto que Dios quiere transmitirnos.

Aplicado a nuestra vida, llamar a las cosas por su nombre nos ayuda a conocer y dar a conocer la verdad y, sí, esto nos hace libres.

¡Cuán diferentes son las cosas cuando las designamos con las palabras justas, adquieren las dimensiones adecuadas y podemos tratar con ellas!

No quiero promerter nada, por si no lo cumplo, pero me gustaría poder dar algunos ejemplos sobre lo que acabo de escribir. ¡Trataré de hacerlo en los próximos días!
Si tenéis alguna idea, compartidla!

Gracias por vuestra paciencia!

febe

1 comentario:

Gusmar Sosa dijo...

Hola Febe, pues llevo días esperando una publicación de uds!!! jajajaja. Muy buena, y ahora pues por lo menos yo espero los ejemplos.Saludos.