sábado, 3 de enero de 2009

Año nuevo... ¿vida nueva?

Un amigo me deseó lo siguiente para el nuevo año: 'que este nuevo año seaS mejor'.
He estado pensando al respecto y no he podido evitar desear lo mismo a los demás. El año no será bueno o malo, sino que nosotros, al vivir cada una de las cosas que traiga cada uno de sus días creceremos en la semejanza del Señor Jesucristo, en los frutos del Espíritu, en la comunión con Dios y unos con otros... o no. Realmente, que el año sea 'mejor' o 'feliz' está en nuestras manos. Situaciones complicadas pueden venir a nuestra vida, pero si el resultado es que hemos mejorado a través de ellas, finalmente, nos hemos hecho mejores.

Estos son mis deseos para todos este año (y me incluyo, por supuesto): que seamos mejores, que andemos cerca del Señor, que le conozcamos más, que nuestra vida refleje el fruto del Espíritu (que no es poco, sino, ved Gálatas 5:22 y 23), que nos amemos más los unos a los otros y ¡que vivamos cada día en el espíritu de Maranatha!

¡Tenemos 362 días por delante: un montón de oportunidades para experimentar esta realidad!
¡Seria genial, al final de año, poder compartir con todos nuestros visitantes las grandes cosas que ha hecho Jehová con nosotros, y, juntos, estar alegres!

Gracias a todos los que pasáis por aquí,

febe*
(y raquel, pienso que también se suma a mis deseos desde Suiza, donde está desconectando tanto que ni mirará el blog hasta su regreso!! :)

2 comentarios:

Gusmar Sosa dijo...

Hola Editora!!!!! jajajaja, Espero estes bien, yo voy llegando y no pude evitar visitar los blogs màs ligados a mi corazòn, y pues sì, espero lograrlo, eso de ser mejor!

izando velas dijo...

Me alegro de verte de vuelta!
A ver si logramos nuestro buen deseo!

febe*