lunes, 20 de septiembre de 2010

... ¡actúa!

Soy especialista en darle vueltas a las cosas: de un lado, de otro, desde arriba, desde abajo... pero por mucho que las rodee, si no me enfrento a ellas, allí estaré: dándoles vueltas.
Tengo un problema, bueno, varios, a los que llevo tiempo dándoles vueltas, el otro día, alguien me dió un buen consejo: 'me parece que ya has leído suficiente sobre el tema, ¿porqué no dejas de leer y lo enfrentas?
... ¡toda la razón! y cuán difícil se hace: qué altos los muros de los sentimientos y pensamientos... de nuevo, ¡la lucha ha comenzado!

fb*

2 comentarios:

Consol dijo...

En Mateo7:7 y 8 el Señor Jesús nos insta a pedirle con la confianza plena de que nos dará TODO lo que le pidamos al Padre en Su nombre.
Hay veces en que podemos pedir estrategias para solucionar los problemas, fuerzas para afrontar diversas situaciones de la vida, pero a veces hay cuestiones que solo podemos dejarlas en sus manos porque nos es imposible hacerlas desaparecer de nuestras vidas si no es por una acción directa de parte de Dios.
Ánimo que lo que tu no puedes El puede y quiere dártelo!

Steve Finnell dijo...

you are invited to follow my blog