lunes, 21 de enero de 2008

Los antídotos de Dios

Soy incapaz de dejar efesios... cada vez que releo algo me resalta de forma más brillante algún detalle... y ¡sigo con efesios, pues!

Capítulo 4:
A que dejéis, cuanto á la pasada manera de vivir; el viejo hombre que está viciado conforme á los deseos de error; 23 Y á renovaros en el espíritu de vuestra mente, 24 Y vestir el nuevo hombre que es criado conforme á Dios en justicia y en santidad de verdad.

Dios nos insta a dejar cosas y tomar otras en lugar de lo dejado: a sustituir. Pero nos detalla cuáles son los sustitutos de lo que tenemos que dejar... y no está hablando de formas, sino de cosas más profundas, del hombre interior...

  • Dejar: mentira; Tomar: 'hablad verdad cada uno con su prójimo'; Razón: 'Porque somos miembros los unos de los otros'
  • D: airarse; T: 'no pequéis'; 'ni déis lugar al diablo'; R: 'No se ponga el sol sobre vuestro enojo'
  • D: hurtar; T: 'trabaje, obrando con sus manos lo que es bueno’; R: ‘para que tenga de qué dar al que padeciere necesidad'
  • D: palabra torpe; T: '(palabra) buena para edificación'; R: 'para que dé gracia a los oyentes'
  • D: amargura, enojo, ira, voces, maledicencia, malicia; T: 'antes sed los unos con los otros benignos, misericordiosos, perdonándoos los unos a los otros'; R: 'como también Cristo os perdonó a vosotros'
Me maravilla Dios: sabe cómo somos, conoce lo que nos cuesta, y nos facilita la 'renovación de nuestra mente'... nos pide que cambiemos, pero nos dice qué tenemos que hacer... no nos deja solos, a la deriva... no nos dice sólo lo que NO quiere de nosotros, sino que nos describe detalladamente qué debemos poner en lugar de lo que quitamos... y no son cosas que se puedan comprar, o que podamos fingir en su presencia. Y, encima, ¡nos da razones para hacerlo!.
Nuestro Dios no puede ser una invención humana... a ningún humano se le ocurriría esto...


febe

1 comentario:

Pablo dijo...

Hola,
Os felicito por el blog, qué buena herramienta esta para poder hacer cosas así! Febe, Efesios es una de mis epístolas preferidas. Ya ves cuánta enseñanza se encuentra allí. Hace unos días me dí cuenta que en la oración de Pablo por los efesos, él pide que los hermanos tengan entendimiento, que sus ojos sean iluminados y así puedan comprender cuáles son las riquezas y el poder que YA TENEMOS en Cristo. Entre las peticiones de oración por otros, raramente oigo mencionar ésta y sin embargo, qué necesaria es. Hace poco leí de un escritor que decía algo así: "si tuviéramos más entendimiento, nuestras oraciones tendrían menos peticiones y más alabanzas".

Así, que cuando me recuerdes en tus oraciones, considera esto como una petición mía.

Gracias y saludos a las tres "marías"! y a tu maridito :)

Pablo