martes, 5 de febrero de 2008

'para que seáis irreprensibles y sencillos'

'Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa en medio de la nación maligna y perversa, entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo; reteniendo la palabra de vida para que yo pueda gloriarme en el día de Cristo, que no he corrido en vano, ni trabajado en vano'. (filipenses 2:14)

Definiciones (basadas en las palabras originales, usando el Strong =):
'todo': cada una de las cosas.
'murmuración': un debate secreto, un descontento secreto que no se dice en público.
'contienda': pensamiento de uno pensando en sí mismo, cuestionar qué es la verdad.
'irreprensibles': sin censura, libre de falta o defecto.
'sencillos': inocente, simple, puro (sin mixtura, en un vino o en metales).
'sin culpa': que no pueden ser censurados.
'maligna': perversa, enferma.
'perversa': en contra de la voluntad de Dios.
'resplandecer': brillar, hacerse evidente.
'luminares': luz como la de las estrellas.
'reteniendo': guardar, aplicar, atender.

Fantástico: vuelvo a leerlo:
'Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa en medio de la nación maligna y perversa, entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo; reteniendo la palabra de vida para que yo pueda gloriarme en el día de Cristo, que no he corrido en vano, ni trabajado en vano'.

Unas frases tan cortitas y tan llenas de retos... Lo primero que he pensado ha sido, 'sí, claro: ¡sin culpa, irreprensible! -esto es lo más gordo, digamos-. Pero luego he pensado... 'sin murmuración, sin contienda'... y lo he dicho más flojito en mi mente. Evidentemente, no llegaré a ser irreprensible si no empiezo por lo más pequeño...

Pero, fijáos: dice 'haced ... para que seáis' (futuro), y luego 'entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo' (presente).
¡Uau! ¡Esto sólo puede ser obra de Dios! Nosotros, conscientes de nuestra flaqueza y pecaminosidad, nos esconderíamos hasta el día que fuéramos 'irreprensibles, sencillos y sin culpa' para resplandecer. Pero Dios, que es rico en misericordia, ya nos usa como luminares, aunque estemos en proceso de 'irreprensibilidad' (¿existe esta palabra?)

Al leerlo la primera vez he pensado: 'sí, venga, ¿y eso cómo se hace?'. Al pensarlo, le pido a Dios que me ayude a ser fiel en lo poco (murmuración, contienda, por ejemplo) para serlo también en lo mucho.

¡Que el Señor os bendiga!

febe*

No hay comentarios: